Usted...

escrita por Soledad Santamaría dedicada a Quien hoy me acompaña

miércoles 8 febrero 2017    2.53 corazones

Amado Corazón:

¿Usted que ha hecho? Ha llegado donde a nadie dejo llegar. Se ha introducido en mi mundo sin permiso. Ya no sueño sus brazos, ya he sentido sus brazos, sus besos, su aliento, su fuerza... Me ha tomado como un ladrón y me ha atrapado en sus deseos... haciéndolos míos...

Siento su energía...y me lleva deliciosamente hacia usted, me arropa su alma y me siento libre... me ha dejado esta sensación de locura en mi piel.

...Y lo amo como la montaña ama al viento...como las olas del mar a las rocas... como la espuma cuando se une a la orilla... Déjeme ser como esa espuma que acaricie su alma y abrace su corazón. Aunque se desvanezca le quedará mi sabor, la sutileza de ser como la espuma del mar que lo toca, quien lo alcanza en la distancia, y ya no existe tal distancia porque aquí está usted tan cerca de mí...
Impetuoso Corazón Bohemio...
Aquí lo llevo conmigo...

Usted encontró este torbellino... y dejó que su fuerza arrollara su corazón. Pedirle perdón es sólo querer que no me culpe por este sentimiento que usted no me pidió. Amarlo ha sido espontáneo, amarlo es porque sí! Y en este amor tan hermoso hay mucho respeto hacia usted.
Sé lo sensible que es y quizá cada palabra mía lo hará estremecer, lo hará volar al infinito a encontrarme, no importa dónde yo esté.
Usted me dá locura, me agita el alma y luego de soñarlo encuentro paz... Una paz grandiosa entre sus brazos que en mis sueños son como un refugio tibio y cálido, acogedoramente cálido que hacen de mi vida algo mejor para seguir viviendo, así enamorada, ensoñadoramente siento que usted también me ama...

¿Qué no estoy sola dice? Tiene razón pero no heriría jamás a nadie con maldad para yo ser feliz. Y créame: aún con mil personas rodeándome... no hay jaula que me tenga cautiva. Mi corazón es libre y vuela y se ha posado en su nido. No existen las cadenas que aten a mi alma, "podrán atar mi cuerpo pero mi ser es libre" como esa brisa que hoy pueda tocar su rostro mi adorado amor... Encuéntreme en la brisa cuando sople, en los primeros rayos de sol de sus mañanas, en lo profundo de sus noches, en alguna lágrima, en su sonrisa, en su poesía... en su soledad, en alguna canción... en el mar...
...Donde sea que me busque allí estaré pensándolo...

No tiene que hacer nada, no tiene que decir nada. Sólo reciba con amor y bendiga lo que Dios le regala. Porque son regalos de Dios los sentimientos.
Nunca lo olvide AMOR MÍO.
Usted ya no está solo ¿sabe?
Donde vaya mi amor lo acompaña...
Y así esté rodeado de mil chicas apasionadas y soñadoras como yo, ninguna mi hermoso corazón lo ama así discretamente, sin exigirle nada, así tan ardorosamente como yo.
Le mando el más dulce de los besos, el que lo envuelva entero y lo haga soñar conmigo.

MI VERDAD GRITA... ¡Cuánto lo amo a usted .. ...! 
Con esta fuerza avasallante...

S.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información