Sólo sé que te quiero

escrita por Alfa dedicada a él

jueves 13 febrero 2014    1.00 corazones

¿Sabes? Es duro. Es duro verte mientras soy consciente que nunca podré tenerte. Sufro, me haces sufrir, pero es gracioso porque, a la vez, eres el único que me puede hacer feliz.

Y es en aquellas noches que todo esfuerzo parece inútil y que el mundo entero parece haberse puesto del revés, que me pregunto, chica, ¿Por qué?, y ni yo misma puedo responder. ¿Por qué no sales de mi cabeza? Lloro. Querría huir, huir allí donde nadie pudiera encontrarme; donde mi única compañía fuese el sol. Pero para que engañarme? Eres esa fuerza que se ha adueñado de mí, que controla todo mi ser y me va comiendo por dentro a la vez que me va dando vida. No puedo luchar contra eso. No se puede luchar contra algo que forma parte de uno mismo y menos aún si, a ese algo, lo quieres. 

Son tus ojos los culpables de hacerme olvidar todo lo que soy, los únicos capaces de sanar-me de todo dolor. Mi libertad y a la vez mi prisión. En ellos encuentro un universo; bello, único eterno. Una vez entro no encuentro escapatoria, pero, ¿para qué encontrarla? Es donde mejor estoy.

Tu olor, esa fragancia que me hace volar, olvidar que sigo en el mundo real. La quiero cerca, rozando mis brazos, mi pecho, mis mejillas. Quiero que me envuelva para sentirla más de lo que siento ya mi piel.

Tu sonrisa, ¿qué decir de tu sonrisa? Ella me hace sentir que puedo con todo. Provoca ese escalofrío recorriendo todo mi cuerpo una y otra vez.

 

Sueño con que me abrazas y no me sueltas jamás. Sueños con tus labios, cada segundo más cerca de los míos. Sueño con ese mundo sólos tu y yo.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información