SOLO RECUERDOS

escrita por WILLIAM MORRIS dedicada a DESCONOCIDA

sábado 31 enero 2015    2.67 corazones

Y de nuevo vuelvo atrás la mirada, ¿por qué? , pregúntamelo tú y entonces, quizá, al responderte pueda comprenderlo yo mismo. No lo sé. ¿Tanto ha cambiado todo? ¿La comprensión mutua que creamos se escurrió tan fácilmente? ¿Por qué ahora solo tengo preguntas ante ti si antes la confianza era lo que más pesaba entre nosotros? De nuevo hay dudas, de nuevo no logro saber en qué te pareces a aquella persona que quería tanto. Y no se responder a una sola pregunta que me hagan de ti cuando antes creía conocerte tan a fondo. Me abruma ahora por momentos tu brutal sinceridad, ese egoísmo incipiente, el aire gélido con el que hieres toda clase de sensibilidades y que parece no importarte en lo más mínimo. Siento que algo se ha partido en mil pedazos. Quizá eche demasiado en falta esa naturalidad tuya, esa felicidad transparente y compartida o esa complicidad espontánea que tanto redundaba en mí. Algunas veces he tenido la fortuna de atrapar ese momento, parar el tiempo y el reloj y guardarlo para siempre en mi memoria como algo muy valioso. Ahora creo que todo eso se ha convertido en un simple anhelo. Has dejado de amar lo que eras, de amarte a ti misma para odiar tus sueños. Lo que sientes te importa más que lo que has conseguido. Piensas otra vez que dar mucho y recibir poco es simplemente de idiotas. Vuelves a lanzarte al vacío y a hacer tus espacios y tu independencia más pequeños. Nada sirve de nada. Todo es indiferente. Ojalá sacias algún día tu sed de venganza infinita – yo como hombre asumo la parte que me corresponde – y puedas ver por fin los sentimientos puros y verdaderos que te rodean, sin ninguna intención de hacerte daño. Pero ahora tengo miedo. Un miedo atroz. Me siento como un conejillo en el punto de mira constante del cazador, desangrado al poco tiempo en el suelo, inerte, solo por ir a corretear confiado en la hierba fresca o jugar sin maldad con el tomillo. ¿Cómo ha podido cambiar tanto en tan poco tiempo? A veces, te lo juro, pienso que todo ha sido un sueño. ¿Por qué es tan difícil vivir? ¿Por qué? Solo eso. No quiero romper con el pasado. No quiero. Tú  y tu mirada mirándome otra vez. Tus ojos casi humedecidos clavados en los míos, fijamente, hablándome sin hablar. Déjame al menos embriagarme de tu recuerdo. Déjame soñarte. Déjame buscar aquella magia de mujer que lo daba todo, que se perdía en cualquier destino sin preguntar por qué. Déjame recordarte como tú eras.

Si algún día te vas no me obligues a despedirme. No lo aguantaría.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información