SOL DE MEDIANOCHE

escrita por JOANNA dedicada a EL AMOR DE MI VIDA

martes 11 febrero 2014    5.00 corazones

 

     Deseo expresarte mis sentimientos más profundos, te escribo, porque no me considero capaz de articular palabra alguna en tu presencia, ¿Cómo agradecer a Dios por tu existencia? Ciertamente hay belleza en la naturaleza y en todo lo que nos rodea, pero mis ojos se han saciado al contemplarte por primera vez, incapaz de apartarme, mis sentidos se encauzan por completo en tu mirada, dulce, despejada y penetrante.  Nada antes de conocerte tenía sentido, comprendí que mi estadía en este mundo tiene un solo propósito…amarte.

 

 

     Mi corazón palpitante, se volvió irreversiblemente tuyo, porque idolatro cada elemento que te compone, tu voz acompasada, tu cabello atolondrado, tu porte desenvuelto, tu gentileza, pero son tus ojos celestiales, los culpables de mi perdición, tienen el poder de destruirme, pierdo el aliento cada vez que contemplo tu alma desnuda a través de ellos, la razón me abandona al descubrir tu interior, alma que se revela aún más hermosa, que la superficie revestida en una piel cremosa.

     Mi pecho reboza de dicha al saberte feliz, me interesa cada detalle de tu persona, tu pasado, tu presente y tus anhelos.  Mi pasatiempo es memorizar cada uno de tus gestos, entiendo lo que sientes solo con leer tu rostro.  El amor ha cambiado mi perspectiva del mundo, ni el frío inclemente del crudo invierno, puede congelar mi corazón, que subsiste encendido por el fuego de la pasión.  Ni siquiera las noches de luna nueva son tan oscuras, pues tu sonrisa me ilumina como sol de mediodía.

     Ya no necesito comer ni respirar, pues tu amor alimenta mi espíritu, podría perderme en la armonía de tus palabras por toda la eternidad, usurpar de tu camino todo aquello que te haga sufrir, porque verte en la desdicha me duele más que ti, punzante se clavan tus sollozos en mi estómago.  Vulnerable me encuentro ante tus embrujos, eres mi debilidad y mi perdición, contigo ya nada más importa, ya nada más existe, vivo por cada respiro tuyo.  Ni siquiera en mis sueños puedo liberarme de ti, aun así, me inunda un mar de tranquilidad, al sentirte cerca, como un ancla aferrada a la orilla, te estrecho fuerte entre mis brazos, respiro de tu aliento mientras pronuncias mi nombre, una lágrima rueda por mi mejilla, porque sé que estoy a punto de despertar.  Incluso un par segundos después de despertarme, tu aroma grabado sobre mi piel, me recuerda tu presencia y la delicia de tus labios rozando los míos. 

     Me levanto con la esperanza de encontrarte en el parque, o en mi restaurante favorito ¡hoy voy a encontrarte! a la vuelta de la esquina, en la parada del bus, tomándote un café.  Tal vez mi juventud se esfume mientras te busco, porque no pierdo la esperanza de encontrarte, porque eres ideal, más no eres real, hasta ahora solo eres la obra magistral de mi alma apasionada, producto de una mente hambrienta de fantasías, una vida huérfana de romance, carente de momentos compartidos, te encontraré, aunque me tome toda la eternidad.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información