Siendo sincera

escrita por La chica de rojo dedicada a Mi única verdad

martes 9 febrero 2016    0.50 corazones

Siendo sincera…

Si leyeras esta carta algún día sería un error, no está hecha para ti, pero no puedo hablar a otra persona de esto,- ¿de qué?- te preguntarías, de todo lo que fue y nunca imaginaste que sería, de lo que no podías ver, porque no debías verlo, no quise que lo vieras, todos los lugares en los que me enamoré, como ese piso de una calle perdida en un barrio cualquiera de Madrid, como aquel hotel de Barcelona donde aprendí que da igual lo que hagas, siempre habrá gente que hable bien de ti y gente que te envidie porque no se atreven a ser como tú. La playa de Galicia en la que volví a ser niña otra vez, demasiados viajes que nunca hice con mis amigas, algún día que tenía demasiado trabajo o que al hacer la compra había demasiada gente en el supermercado, y esa antigua amiga con la que me encontré y me entretuve hablando de los viejos tiempos.

Quizá oculté demasiadas cosas, pero si no hubiera sido así no habríamos tenido una historia que recordar tan apasionante, tan dulce. No puedes negar que cada vez que piensas en esa persona… sea yo, y yo, a pesar de tantas historias, la única que puedo contar en una carta como esta, es la tuya. Y te mentí, sí, pero también te quise porque era un sueño verte sonreír por cualquier tontería, una lección, cuando lo hacías con las lágrimas resbalando por tus mejillas, esas que duelen por dentro como agujas, esas que no pude contener como tú, al despedirnos.

Recuerda todos esos viajes que hicimos juntos, valora los momentos que pasé a tu lado, que me hiciste feliz, jamás pienses que fue una mentira porque puede que solo fuéramos amantes, y si que dormía en otra cama con otro hombre, y que podría haberte dado mi vida como se la di a él, pero entonces, esta carta posiblemente no hablaría de ti. Tú que eres esa persona para mí, la que desata un torrente de recuerdos cuando escucho o leo la palabra amor. A ti, la única historia que ocurrió de verdad para mi y para todo el mundo. Si supieras lo vacía que esta la ciudad sin tí, lo bonita que era cuando estabas, cuando llenabas el aire con tu risa, con tu respiración agitada después de un beso...juro que no oía nada más.

Siendo sincera, nunca me arrepentiré de haber sido la infiel enamorada que soy desde que apareciste en mi vida.

Y por decirte toda la verdad...aunque ahora suenen los tacones tranquilos de otra chica a tu lado, tu voz lejana, y aunque tus ojos no se reflejen más en los míos, en mí, siempre brillarán los tuyos.

 


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información