Sentimientos verdaderos por la red

escrita por **Mery** dedicada a un amor lejano

martes 9 febrero 2010    2.67 corazones

                               Granada, 14 de Febrero del 2010

 

                Querido Amor:

 

                Con el envío de estas líneas espero demostrarte que soy hombre de palabra al cumplir así mi promesa de escribirte a través de este medio; además de colmar con ello las ganas e ilusión que ostentas por verlo hecho realidad.

                Me encuentro en el balcón admirando la belleza nocturna de la que fuera en su día, y con razón justificada, capital del Reino Nazarí. Una belleza que sólo puede verse superada si en lugar de la claridad de la luna imperante, fuese la de tus ojos la que acompañara a aquella, en plena sintonía con la tranquilidad y simpatía de la que haces gala y expones.

                A riesgo de parecer pesado, he de decirte que los sentimientos que mantengo hacia ti son una novedad en mi vida, que jamás sentí algo similar por alguien; y a pesar de lo que pienses acerca de la inviabilidad de ello, podría recordarte a innumerables personas que hicieron lo impensable debido al convencimiento y  al amor que adquirieron únicamente, por leer una serie de ideas, valores o principios; sin llegar a conocer a su autor.

Sin embargo, no creo que llegue a igualar tal importancia literaria por el mero hecho de escribirte esta carta.

Llevo dos días con la idea única en mi mente de conocerte en persona, sobre todo tras estar escuchando una voz que en su dulzura se correspondía con la mágica sonrisa que he tenido el privilegio de admirar, y por la que me siento tan atraído que no dudaría en afirmar ahora de que se trata del indicio que me induce a estar frente a la mujer por la que podría estar luchando durante el resto de mi vida.

                Me encantaría que te contagiaras de este romanticismo, que dejaras al margen tus miedos y dieras un paso seguro al frente, escuchando así a un corazón que hace unos días te pedía a gritos que fueras valiente dejándote llevar por los sentimientos que él te marcaba.

                Estoy tan loco por ti, que como ya sabes, me siento capaz de todo. Estoy experimentando sueños que te tienen como protagonista, un sentimiento de dependencia hacia ti que se materializa todas las noches en una llamada de auxilio con la que pretendo escucharte, y así, saciar mi sed amativa. Por ello, no desearía que el hecho o la oportunidad de acariciar tu cabello con la acción de deslizar mis manos suavemente por él, se convierta en algo atópico.

 

                Con pena me despido. Espero que te haya gustado mi primera carta de amor.

 

                Te quiero.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información