rosas blancas

escrita por lana dedicada a mi amor

domingo 6 febrero 2011    3.69 corazones

Y como no dejarme caer en tus brazos para sentir aquello que no había sentido nunca, sería absurdo e inútil, seria injusto.

Y como no envolverme en tus sueños y mezclarlos con los míos y crear momentos entre nuestras manos.

Y entonces te encontré, surgió la magia de lo imprevisible y empezamos a querernos sin saber ni tan siquiera hacerlo.

Luego nos llenamos de luces, de sombras, de días, de noches, de miradas, de sonrisas, de deseos, de temores, de dudas, de miedos, de caricias, de inseguridades, de esperanzas y de nuevo entonces, nos besamos.

Más tarde giramos, nos descolocamos, nos reconocimos, nos identificamos, nos desnudamos, nos inventamos, nos peleamos, nos juntamos, nos separamos, nos mezclamos, nos deshicimos, nos rehicimos, nos adaptamos y entonces, empezamos a necesitarnos.

 Ahora somos complicidad, brillo, sorpresa, ternura, cariño, deseo, ilusión, somos gestos, palabras, abrazos, planes, proyectos, somos ya mucho más que soy, y mucho más que eres, y no me importa, y no te importa.

Sobre nuestras nubes jugamos con nuestros pájaros en la cabeza y nos decimos cursiladas entre susurros de nuestros labios porque nos saben mejor que los labios que besamos en nuestros sueños.

Y no te quiero no, mi amor, porque te amo... 

 


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información