Reencuentro

escrita por Lua dedicada a Manuel

miércoles 21 enero 2015    2.39 corazones

Lento pasaba el tiempo desde aquella fría mañana de invierno en que sus miradas se cruzaron por casualidad.

Unos teléfonos intercambiados fue el comienzo de todo. Hablaban y reían todos los días a través de una pantalla, haciéndoseles los minutos eternos mientras esperaban un nuevo mensaje, una nueva palabra, que haría cambiar el día.

Ella iba tomar un vuelo para encontrarse con él, disfrutar de todos los momentos que habían planeado juntos, soñando con cada uno de los minutos que compartirían, alejados de todo y todos, en un mundo hecho a su medida.

Se acercaba el momento, ansiosos estaban, los nervios afloraban por minutos. Por su cabeza pasaban infinidad de cosas, ternura, cariño, miedo, inseguridad, indecisión...

Ella partió una lluviosa mañana del mes de Enero, hacia una isla en el medio del océano, sabía que la ropa que llevaba, allí sería abandonada en el primer banco que encontrase.

Mientras esperaba, meditó sobre que la había lanzado a realizar semejante aventura de reencontrarse en persona con ese hombre, en la otra punta del país arrastrada por distintos sentimientos, teñidos a veces de celos, posesiones, desconfianzas y silencios milimétricamente calculados.

LLegó el momento, vuelo destino Tenerife, por favor, embarquen por la puerta 7.

Dentro de aquel pájaro que la llevaría a lo que tanto deseaba, comenzó a centrarse en como sería el encuentro con alquel joven caballero que le esperaba en una paradisíaca isla, ese hombre que la llevó a cometer la locura que le empujaba a cruzar el océano únicamente para verlo.

Tras la puerta de cristal, estaba él. Ambos temblaban por el miedo a decirse una palabra, aunque las mismas aparecieron de forma natural, al igual que durante todo el tiempo que había estado hablando.

Fueron días felices, llenos de risas, complicidad, alegría, pasión lujuria, pero ambos sabían que pronto terminaría todo.

Con aquel beso de despedida, habían escrito un nuevo capítulo juntos en el libro de sus vida, sin que ninguno conociese el final de la obra.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información