Recuerdos

escrita por Caru dedicada a VSI

lunes 7 febrero 2011    4.12 corazones

El amor es algo que no se puede explicar sino que tienes que sentirlo, vivirlo… Lo más bonito cuando te enamoras es cuando sientes cosas que nunca pensaste sentir, cosquillas en el estómago, no quieres dormir para que no se acabe el día. Por la mañana marchas temprano sin hacer ruido y en algún momento del día miras el móvil  porque has recibido un mensaje y te pones a mirarlo, te sonrojas y estás todo el día contento y sonriente sin que nada malo te pueda afectar.
Recuerdo que éramos dos desconocidos, nos convertimos en grandes amigos y después de un tiempo nos enamoramos. Todo era perfecto hasta que un gran día cambiaste y me decepcionaste. Pides a una persona a la que aceptas con sus defectos y virtudes que sea la persona que nunca ha sido. Intentas brillar en mi cielo como una estrella que para mi perdió toda su luz. Todo lo que había se rompe. Ahí es cuando empiezo a ver que no todo era tan maravilloso como pensaba. Es como si despertara de un sueño del cual no quieres despertar porque el final te defrauda, de todo lo que pensaba y había sentido.
Es increíble que una persona que es una pieza fundamental en tu vida, con la que lo compartes todo, que un gran día... rompa tu corazón y sin embargo la sigues amando con él hecho añicos.
Se podría decir que el amor se disfraza. Es un sentimiento que algunos confunden con pasión, deseo o simplemente capricho. En mi caso, mis ojos decían te quiero pero siempre pedías una explicación. El dar una explicación no tiene sentido puesto que las palabras quedan en el aire. Una mirada dice siempre la verdad al igual que un beso, un abrazo, una sonrisa…
El susurro del viento me hace recordar momentos pero al mismo tiempo se los lleva. Algunos dicen que debería de olvidarme de todo pero eso no puede pasar porque los buenos momentos han sido parte de mi vida y no los puedo borrar.
Habrá seguramente en mi vida muchas personas que no serán las deseadas. En estos momentos mi corazón está cerrado con una llave que se encuentra en el fondo del mar pero algún día lo abriré y entrará por esa puerta la persona adecuada.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información