Quizás.

escrita por Sánchez dedicada a La persona que me robó el corazón.

miércoles 10 febrero 2016    2.51 corazones

Si pudiera volver atrás en el tiempo no lo haría, por más que me rompieras el corazón de tal manera que nunca podría volver a unir todos los pedazos de lo que quedó de el, y no lo haría por que contigo aprendí. Contigo supe lo que era realmente volar sin alas, y tocar el cielo aun que tuviese los pies en la tierra, contigo viví cosas que quizás no debería haber vivido y imaginé un futuro que sabía que nunca llegariamos a tener, por que en el fondo sabía que quizás, solo quizás no estabamos destinados a ser. Me prometiste mil y una lunas llenas y mil y un besos, me prometiste irnos lejos, lejos de todo sin importarnos nada más que estar juntos, por que para nosotros con eso era más que suficiente. Por ti hubiera congelado el tiempo y me hubiese quedado toda la eternidad a tu lado, pero siéndote sincera en ese momento la eternidad me parecía poco si se trataba de estar contigo. Me encantaba la manera que tenías de mirarme, por que en tus ojos era capaz de ver todo el óceano mediterranio y navegar por ellos durante horas y horas, me gustaba la mania que tenías de ir de un lado al otro sin pararnos y todo lo que pasaba a nuestro alrededor era lo de menos, pero sobre todo, amaba la forma que tenías de sorprendérme por la espalda y taparme los ojos. 

No se que fue de eso, ni por que nos perdimos y ni tan solo estoy segura de si fuimos reales o simplemente fuimos un sueño, solo se que nunca olvidaré ese invierno, y te prometo que cuando el frio te cale los huesos y tengas las manos heladas, siempre volveré para darte un buen abrazo por la espalda o simplemente para acariciarte las manos para calentarlas.

Estaré aqui por si decides volver a reconstruir mi corazón o volver a romperlo, por si te das cuenta de que no fuimos un error y de que lo teníamos todo en nuestra contra, por si decides volver atrás y tocas a la puerta de mi casa, por si el mundo se te cae encima y necesitas a alguien que te lo sujete.

Perdóname por ser un tormenta en tu vida, pero entiende que tu para mi fuiste un huracán y aun que casi todo nos fue mal no perdimos la sonrisa, y decidimos buscar en otras personas distintas caricias. Fuimos fuertes y aguantamos todo lo que nos vino, pero quizás, amor, no fue suficiente, quizás debimos apostar más y no quedarnos quietos por el miedo que nos provocaba salir perdiendo.

No me preguntes por que a veces te recuerdo, por que la única razón que tengo es que a veces se me olvida olvidarnos, y si te quise, o nos quisimos, ya no importa.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información