No es suficiente

escrita por Mimesamarron dedicada a Mi mujer

jueves 13 febrero 2014    2.50 corazones

Al leer este texto te preguntarás por qué te escribo una carta, cuando vivimos en la misma casa. Al leer la frase anterior te preguntarás por qué a este texto lo he llamado carta, cuando es un simple folio dejado sobre tu parte de la cama. Sin embargo, al levantar la mirada cuando leas esto, encontrándote con la mía, no lo sabrás, pero estarás respondiendo a por qué te amo tanto.

No voy a mentirte, una finalidad egoísta me guía. Es puro egoísmo el escribir estas líneas, sin otra pretensión que ver cómo has ladeado tus labios hacia la izquierda, como cada vez que lees algo atentamente. También es egoísta esperar que al leerlo hayas levantado la mirada mientras sonreías, respondiendo con ello a por qué te amo tanto.

Tan poco hace que nos conocemos. Te sorprenderá mi referencia a nuestros momentos juntos como escasos, mas no me lleva a considerarlo así sino el ser tú y yo humanos: El tiempo durante el que nuestra efímera naturaleza nos permite amar es tan exiguo, que ni toda una vida me parecería suficiente compartir contigo. Y a pesar de nuestra brevedad, creo conocerte tan bien, que sé cómo el resoplido y la irónica mirada que se te escapan al llamarme cursi me responderán a por qué te amo tanto.

Posiblemente el papel que sostienes no contenga las palabras más delicadas disponibles en el castellano para mostrarte cómo me haces sentir. Quizá no he sabido elegirlas adecuadamente. Probablemente no me habré acercado a ti tan sigilosamente como deseaba mientras leías este párrafo. Y puede que ahora estés acariciando mi mano posada en tu hombro. Pero de lo que no dudo es de que el estremecimiento recorriendo mi cuerpo cuando te haya tocado habrá respondido seguramente a por qué te amo tanto.

Llegados a este punto habrás percibido la estructura de estos párrafos, basados en tus gestos y formas de actuar para intentar explicarte mi amor. Siendo como es limitado el espacio de que dispongo y mi capacidad para conseguirlo, me resultará imposible referir cuánto me encanta tu cara cuando finges estar cabreada o cómo me fascina verte con el pelo recogido; quizá no sepa decirte qué de cautivador tiene tu nariz enrojecida por el sol del verano o cómo me seduce cada palabra que me diriges. Al no serme posible expresarte todo lo que de ti resulta fascinante para mí me habré limitado, rendido, a rodear la suavidad de tu cuerpo con mis brazos, sintiendo en cada palmo la respuesta a por qué te amo tanto.

Conseguir un giro de tu cuello será el propósito de este último aparte. Lenta y simultáneamente tu movimiento irá dejando espacio libre a mis labios para recorrer tu esplendoroso cuello. Pero que yo no te interrumpa, sigue leyendo, pues aún deseo entretenerte otro instante, quedarme a solas un momento más. Desviar tu atención es lo que pretendía, para así poder aprovechar estos últimos segundos de despiste para estar contigo, pero sin ti.

De acuerdo, sé que no seré capaz de esperar más. Ahora, rompe esta carta y vuelve a conseguir, como cada vez, que me pregunte por qué no es suficiente amarte tanto.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información