mi querida Margarita

escrita por Jose Victor Ferrada dedicada a A mi gran amor

lunes 3 febrero 2014    3.00 corazones

 

                                                                                      Talca 14/02/2010

 

                        A mí querida Margarita:

Por medio de la presente te saludo y te deseo lo mejor aun en la distancia…Paso a decirte el motivo que e tenido para volverte a escribir a pesar de tu insistencia de no hacerlo por el daño que estas  te dejan cuando sabes de mí

                  No puedo dejar de pensar en ti y en todo lo que juntos hemos vivido, no puedo dejar de pensar en ti aun después de separarnos con tanta reflección de los motivos que forzaban a aquella tan triste decisión; sí,  claro esta que en ese momento el razonamiento se impuso a la emoción y juntos optamos por el bien de los demás separar nuestros caminos, no nos importo pensar en que habría de suceder con nosotros por la culpa de la presión de los demás. Sin embargo hoy a de saber el mundo, los amigos, nuestras familias, que no temo descubrir lo mucho que te extraño, que no puedo estar tan lejos de ti, y que me siento tan avergonzado de mi cobardía por dejarme atemorizar por el sentir de los demás que nunca van a sentir por mí, ni la pena de no tenerte, ni la alegría de estar contigo, este es mi tortura que no me deja vivir, dormir y que me culpa por tu pena y tu tristeza.  

No obstante, bien se yo que mi clamor diario ante Dios ha de tener pronto respuesta, permitiendo que nuestro sufrimiento se transforme en la alegría de poder expresar nuestro amor sin la vergüenza y el temor del juicio adverso de los que nos rodean. No desistas mi amada de quererme como cuando juntos estábamos y compartíamos nuestro tiempo en juegos y travesuras, y los espacios eran nuestros, y las miradas de los demás no se preocupaban de lo mucho que nos queríamos ante sus ojos, se vigilante mi amor en cuidar el amor que de mi te llevaste, abrígalo como la oveja huérfana que entre tu pecho cobijaste cuando sola estaba. Con ambas manos para que firme estuviera y segura se sintiera, mi amada no olvides que estaré pronto con tigo y podremos olvidar este mal momento que hemos tenido que sufrir para darle en el gusto a otros que no pensaros en nuestra felicidad sino en la  supuesta armonía de las cosa según lo dicta la sociedad, como si amarse fuera el mayor error que pude cometer un ser humano.

Hoy yo estoy cumpliendo los dieciséis años y con ellos tengo el valor suficiente para ir hasta el lugar donde te han enviado para olvidarme, yo mi amada jamás dejare que eso suceda, pues el aire no entra en mis pulmones cuando solo lo pienso.

Mi querida margarita que la tristeza no deshoje tú fresco rostro, más bien que las noticias que estoy comunicando atreves de esta misiva sea motivo de nuevos brios en  tu diario vivir mientras alcanzo la distancia que me llevas.  Estoy poniéndome en viaje tan pronto esta carta salga a tu encuentro.

Si al momento de tenerla en tus manos notas que pesa mas de lo normal, son mis besos que en ella e puesto, y por que no decirlo, son las lagrimas que sobre ella e derramado al no poder estar a tu lado, por las ansias de comenzar mi viaje y tu rostro contemplar al mirar y verme de nuevo junto a ti y para siempre.

      Porque nada falta  para que juntos estemos, me despido con un hasta pronto, pero muy pronto.

                                  Por siempre tuyo                                                                                                                                         

                                                             

 

                                                                                José Víctor Ferrada


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información