mi pecosa bella

escrita por jorgecosta29 dedicada a loris

miércoles 11 febrero 2015    0.00 corazones

Ha sido desde ya sus años donde empezamos a ver como nuestros horizontes se unian.  Un arbol al final del camino como faro en la soledad nos hizo encender nuestros mundos y te entendi desde ese momento que habiamos logrado nuestro destino.  Entré en tu espacio y como una luz que borra todo aquel entorno citadino fuiste la protagonista de la novela de mi alma en un paraje hermoso de verde y rojo paraiso.  Entonces logre entender que sin importar palabras o frases inmersas en fantasia podria obtener aun asi tu aprobacion.  Como un colibri rondando una flor imposible de alcanzar y aun asi fiel a su instinto se sumerge en lo imfranquiable y sin dudar lograr esculpir en el aire hasta su ultimo aliento y asi poner su dulce final en la flor amada.  Es como el oleaje que aunque incansable en su golpeteo insiste cada minuto de su vida en llegar a la amada orilla, donde aquella solo podra observar el ocaso de aquel bajo la espuma que apenas llega a sus pies.   Cansada, agoviada y finalmente devuelta a su origen.  Como aquellos ejemplares de la naturaleza soy como el cosmos que busca sin cesar convencerte de lo inmenso y lo sencillo que es el colocar su corazon en tu ser.  Fue un dia asoleado cuando al fin encontre fuerza y determinacion para poder ofrecerte solo una cosa.  Aquello que sin necesidad de ser una imponente ola en el mar agitado ni el dulce zumbido proveniente del ave apasionada, pueod extender mas alla de cualquier duda y compasion.  Que es lo mas dificil de regalar pero tan natural como tu piel.  Tan vivido como tu respirar y tan sencillo como tu aroma natural.  Es de lo que todos podriamos desprendernos y pocos entender la magnitud de ello mas estaria presente siempre en nosotros. Pude al fin tomar fuerza y con la naturalidad que el instante me lo permitio mis palabras se escurrieron fuera de mis labios y finalmente pude expresar.  Fue tu respuesta la que me aseguro que habia escalado tal vez el mayor de mis cumbres y que al final aquello entregado iba de todas maneras a ser protegido.  Fue tu mirada la que me aseguro que a partir de ahi serias una conmigo que sin importar la adversidad habia sellado en tu alma lo mas  hermoso y valioso que habia de poder ofrecerte:  Mi corazon.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información