LOS PROTAGONISTAS: TÚ Y YO.

escrita por Natalia C dedicada a el amor

martes 10 febrero 2015    0.00 corazones

Un día que jamás imagine que fuera a acontecer algo tan trascendental en mi vida, su llegada. Le había visto algunas veces, yo pensaba que ni siquiera sabía mi nombre pero ese día me sorprendí al llegar como siempre a mi lugar de trabajo y escuchar mi nombre salir de sus labios, eran los labios más dulces que pude llegar a ver en la vida, se me acercó, me llamó con su voz que despertaba todos mis sentidos en un solo momento, me miró con esos ojos negros y grandes que alborotaron mi vida. Puedo asegurar que yo no lo había visto así antes hasta que poco a poco empezamos a vivir nuestra historia, en la que todo era plenamente perfecto. Luego de ese día nos acercamos más, nos veíamos, nos reíamos por todo, nos habíamos vuelto muy cercanos, según los demás parecíamos unos tontos enamorados pero yo no lo aceptaba aunque ya no podía parar de pensarlo, de extrañarlo cuando se iba y de temblar cuando se acercaba.

 Luego de varios meses de vernos y compartir tantas cosas nos miramos, sus ojos entraron en los míos, fue como si el tiempo se parara y solo estuviéramos los dos, todo pasó como en cámara lenta  y el deseo de besarnos iba más allá que nuestra loca idea de aparentar que no sentíamos nada, fue el mejor beso que se puede dar,  el sentimiento crecía, ya era inevitable, nos habíamos vuelto locos de amor el uno por el otro.

Pero tanta perfección no duró mucho, algunos meses después solo era inestabilidad, me sentía como una amante clandestina, solo era un encuentro de vez en cuando y sí, acepto que cada vez que compartíamos un momento, ese simple espacio de tiempo entre los dos era el mejor. Pero una mujer no puede vivir así, pues somos seres algo complejos de entender, es más ni siquiera logramos entendernos a nosotras mismas, pero bueno lo terrible de todo es que la inseguridad en mi creció, yo creía que tal vez no era suficiente para él, quizá otra mujer si cumple con sus expectativas, era terrible, la peor sensación.

Luego de muchos días de frustración, me alejé de él, pues solamente estaba atentando conmigo misma, acabándome con tantas inseguridades, así que él se fue o quizá yo me fui; sí, tal vez fui yo quien se marchó pero no me fui completa, le dejé todos mis recuerdos, mi sincero amor, mi mejor historia, me fui odiándolo o tal vez amándolo, nunca pude llegar a una conclusión.

 


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información