La tarde que me enamoré

escrita por amcmarcoi dedicada a La mujer que más quiero

lunes 10 febrero 2014    4.44 corazones

La luz de aquella tarde de  agosto de 2004  declinaba, apagándose poco a poco, hasta volverse rojiza y dorada en la distancia, mientras las sombras angulosas de los edificios invadían la Plaza del Santo de San Fernando de Henares. El reloj, caminando sereno, segundo a segundo, consumía el momento que aún guardan como el más adorable de sus recuerdos.

El resto del Universo no existía. Una amiga les acompañaba y la gente iba y venía. Pero ellos no escuchaban más que un sonido que poco a poco ganaba intensidad en algún rincón de su pecho. Tal vez no porque no lo habían escuchado antes, no lo sabían: lo que escuchaban era amor. La luz decreciente, apoyada por las sombras de los árboles, apagó la tarde hasta hacer del sol algo invisible. Inerte y fría como el metal, la silueta de la estatua Fernando VI que les acompañaba, fue testigo mudo de cómo ella le acariciaba una pierna con inmensa dulzura; mientras él, deslizaba con cariño la mano por su espalda. Sólo querían que ese momento no acabara nunca. Así, permanecieron juntos durante horas el uno junto al otro, enamorándose mientras la noche puso fin al día.

Estar allí era lo mejor del mundo, pensaron, conscientes de que algo extraño les estaba pasando. Se sentían como dos imanes al repelerse. Estaban juntos; se acariciaban y comenzaban a quererse, pero una barrera invisible les impedía besarse por primera vez. Finalmente, ambos alzaron la vista al tiempo y, sus ojos enamorados se encontraron.

 

El incesante segundero del reloj, manso y cruel a la vez, había desvanecido su tiempo... pero no la magia de dos miradas que parecieron abrazarse. Finalmente ella dijo “escríbeme un mensaje cuando llegues a casa”. Y él le envió un mensaje, el primero que escribía con el corazón. Y diez días de San Valentín después, está seguro de que esta carta no será el último.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información