INTROSPECCIÓN

escrita por Mitllaneto. dedicada a Un amor contraproducente e imposible.

jueves 23 enero 2014    2.63 corazones

                              INTROSPECCIÓN

 

Ya son casi las cinco de la madrugada y aún sigo despierto, contemplando cómo pasan lentamente en el reloj de mi habitación cada minuto de angustia y desesperación. Una vez  más y como cada noche, aprovechas sigilosamente la oscuridad de este noctámbulo desvelo para colarte sin permiso en mi cabeza, y apoderarte así, de la parte más frágil de mi mente. Sujetas fuertemente mis párpados y me suministras grandes dosis de insomnio para que no pueda dormir. Amordazas mi propia voluntad y maltratas mi conciencia sin piedad. Te atrincheras en mi memoria y desatas un tropel de recuerdos que me impiden olvidarte.

 Llegas hasta lo más profundo de mi cuerpo y me robas el alma, condenándome a una tormentosa  locura que arrasa el pensamiento y  provoca esta aguda ceguera que tapa mis ojos para que no vea.  Hurgas en mis heridas abiertas por la cobardía de mis miedos, avivas el fuego que me quema por dentro y despiertas en mí, la imperiosa necesidad de tener que desertar de mí mismo para poder escapar de ti.

 Quiero liberarme y no puedo, de este calvario de incontrolados sentimientos, los cuales injertas a cada arteria de mi alma, haciendo brotar dentro de mí un desarbolado e incomprendido amor ciego que aflige mi pecho, vacía de aire mis pulmones e insufla un angustioso desasosiego que aumenta aún más mi  pulso, y acelera frenéticamente el ritmo de mis latidos, martilleando sin cesar los ventrículos de este paciente corazón que calienta mis venas, enciende mi sangre e incendia mi calma.

  Ya no me quedan más fuerzas para seguir con esta lucha interior. Me rindo, no puedo más… definitivamente  te entrego todas mis armas. Te dejo que me invadas por completo y que claves tu bandera victoriosa en todo lo alto de  mi corazón. No tengo más remedio que asumir diplomáticamente esta derrota y aceptar sin condiciones este sentimiento incontrolable que me acompañará para siempre. Te daré todo lo que me pidas, pero a cambio, devuélveme la calma que te llevaste  y así podré salvar mi vida.

Nada más puedo pedirte, lo sé.  Tal vez yo tenga toda la culpa de enamórame locamente de la persona equivocada y de desear un alma y un cuerpo que ya tienen dueño. Quizás nunca debería haber soñado con tener la suerte de bañarme algún día, en tu infinita sonrisa. Seguro que no hice bien en imaginarme el inmenso placer de poder  acariciar tu piel con mis dedos.  Ni tan siquiera mis suspiros han podido jamás, atrapar algunos de los besos que lanzaste al aire.

 He de sobrevivir pero no encuentro la manera de hacerlo.

 No sé si el paso del tiempo me ayudará a poder olvidar o calmar todo esto que siento.  

 No sé a qué distancia prudencial tendré que mantener mis sentidos alejados de tu cuerpo.

 No sé si amarte solo en silencio me destrozará por dentro.

                                 

                                                                                                                                                Fdo. Mitllaneto.                    

 


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información