El Rosal

escrita por Vicky dedicada a

miércoles 13 febrero 2008    2.33 corazones

    Hay mi querido San Valentín...
¡Que olvidadas están ya las sortijas en los dedos! si soplara la pena con el ímpetu del aire, se llenaría el suelo de amarillas sortijas desprendidas... y la mía con ellas.

Una soritja, una promesa, son lo mismo... inspiran la ilusión, por ser redondas, de que no tienen fin, pero muchas promesas se mueren cuando llega su otoño, allí en los dedos donde las colocamos confiados, llenos de amor... porque hay manos que nunca se oprimen, ¡quieren ser libres! Y una promesa aprieta más que las anillas... pero aún así te siguen diciendo, tu eres mi amor, para enterrar más tu corazón...

¡Hay mi San Valentín... ¿donde están las rosas que adornaban mi jardín...? ya ni siquiera quedan pitiminíes...!


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información