Desayuno con diamantes

escrita por paciencia dedicada a Julia

viernes 3 febrero 2017    2.00 corazones

 Querida Julia:

Como cada noche, me coloco el chaleco y mi mejor sonrrisa, esperando que me mires.

Siendo el portero del local, suelo pasar bastante desapercibido para las guapisimas vedettes que actuan en el. El Monino Rojo, sigue siendo el mejor local de este estilo, y yo tengo el placer de poder disfrutar de ello, noche tras noche. Alba, Elene, Rosi, Encarna, Lola... un sin fin de chicas semi desnudas pasan por delante mia, aunque sin lugar a dudas Julia, eres la mas hermosa de todas.

Te miro, me saludas, me sonries, me atontas...Una noche, tras terminar el espectaculo, como otras tantas veces, salimos todos a tomar un algo por ahi, este es mi momento, te dije.

- Hola Julia, ¿tomamos algo?, dije casi abergonzado.

- Si, claro, me contestas tranquilamente, ahora vamos todos al Meson.

- No, te digo, si querrias tomar algo, conmigo, solos...

- ¿Solos?, ¿tu y yo?, no creo que sea buena idea.

Me da la sensacion, que si no voy con un collar de perlas, o una sortija de diamantes, no me va a hacer caso.

- Te queria dar un detallito, pero, bueno, si no quieres, dejalo, creo que Anne , me miraba con mejor cara, lo siento y perdona

- No, no, esto... perdona, si, si, ¡vamos!

Asi fue como te conocí  Julia, y como dejé de conocerte, pues esa misma noche tras ir a tomar algo por ahi, vi realmente como eras, nada parecido a lo que me esperaba.

Yo espereba el amor, y tu el desayuno con diamantes.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información