de princesa a cenicienta

escrita por Ricitos dedicada a

lunes 4 febrero 2008    3.21 corazones

Aquel día no se me pasaba por la cabeza todo que viviría meses después, ni siquiera se me pasaba por la cabeza lo que viviría horas después ni días.
   Estaba en casa, nerviosa como una colegiala en su primer día de clase, habíamos quedado, ya a solas ,yo… no hacía mas que pensar en qué le diría qué me pondría
   Eran sobre las 9 de la noche, ya faltaba poco, el me vendría a buscar , íbamos a ir al cine y , así fue, llegó a mi casa, me metí en su coche, había algo en el ambiente, todo era mas cálido que de costumbre, sus palabras sonaban mas dulces que nunca, sus miradas eran reconfortantes, estaba tan guapo...(yo suspiraba...) me temblada la voz pero lo disimulaba como podía, nuestras miradas se cruzaron e inevitablemente nuestros labios se unieron, qué tiernos labios , que segundos tan inolvidables, aquella bonita historia de amor estaba en el día de su nacimiento.
   El me llevó de nuevo a casa , me tumbé en la cama, no podía dormir, solo tenia sus ojos en mi mente mirándome fijamente, (suspiraba de nuevo...) cerré los ojos y creo que me dormí con una sonrisa y sensación de felicidad bellísima.
   Así fueron pasando los días, empezamos a quedar a menudo, el era caballeroso, dulce, amable.
   Empezamos a hacer cosas, ir a sitios de los que guardo cientos de imágenes, cada momento con el era increíble, y así fueron pasando los meses. Lo que no podría ni imaginarme a aquellas alturas es todo lo que sucedería luego…
   Aquel castillito que cada día íbamos construyendo juntos iba a
desmoronarse tal cual castillo de naipes, aquella princesa perdió su zapatito y el príncipe se convirtió en rana con la ultima campanada; todas
sus palabras , abrazos , besos , te quieros, gestos ..se habían difuminado
con el agua de la nube de tormenta que se acercaba a aquel castillo de
naipes; la princesita ya no reía,  la princesita ya no cantaba, la
princesita era la cenicienta de aquella triste historia.
   Sus lagrimas brotaban entre sentimientos de rabia, impotencia, dolor, enfado, disgusto, traición, desesperación; su corazón era un mar enfurecido y las olas de ese mar estaban golpeándole demasiado fuerte, su príncipe ya no era tal, aquel príncipe quizá nunca existió, porque, lo malo de soñar es que, cuando te despiertas, todo es diferente, desearías con toda tu alma que nada malo hubiera ocurrido, que tus sueños fuesen tan reales como tu los estabas sintiendo, pero, las cosas no eran así, los ojos con los que tu mirabas aquella historia de amor, en comparación con los ojos con los que el príncipe la miraba..tenían perspectivas muy diferentes, aquel príncipe tenia dos princesas, dos princesas en su castillo de naipes...y, ahora, solo queda una rana y dos cenicientas...y así llegaron las 12…
   
   Ha pasado ya un tiempo desde entonces y creo que con ansia y empeño todo se supera porque creer en el amor es una de las ilusiones mas bonitas que uno puede tener, creo en el amor, en esa mutua e intensa atracción, en buscar el bien del otro, en compartir ese sentimiento colmado de esperanza que nos arrastra al porvenir, en ese positivo intercambio afectivo, un gustoso sacrificio y un sueño compartido.

 
  
Feliz San Valentín.

 

   Ricitos.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información