Cuando yo te ame

escrita por Carita Caribe dedicada a un viejo amor

martes 28 enero 2014    2.33 corazones

Navegando por la red, de pronto me tropiezo con ¡MI FOTO! Es que no me lo puedo creer. Allí estoy, con un bello ramo de flores. Es la foto que me tomaste en una ocasión. En un arrebato de emoción, ME HAS COLGADO EN LA RED y me has escrito desde lo más profundo de tu corazón. (¡He descubierto que lo tienes!).

Al leer tus palabras, ¡hasta me he conmovido! Quien lea eso, pensará: ¡WOW! ¿Cómo una mujer puede dejar a un hombre que tiene tanta sensibilidad y que la ha amado tanto? Pero no, no es así. Es que tú amas a la ilusión del amor, a mí no me amas, ni me amaste jamás. Por eso te dejé.

Cariño, amar no es decir esas palabras tan bellas que ahora me expresas públicamente y en la red, -que no cara a cara- y que a mí nunca me dijiste. Amar es saber estar al lado de esa persona a la que dices amar, es caminar juntos hacia una meta común. También es conversar de lo cotidiano y de lo importante. Es desnudarse por fuera y por dentro. Es hacer un plan de vida, juntos, ese que se va tejiendo día a día. Es saber decir la palabra adecuada y saber callar. En fin, que amar es mucho más que expresar cosas lindas en un blog, mucho tiempo después de haber terminado una relación y donde ahora se me cataloga como “la mujer de mi vida a la que perdí”.

Gracias por colgar mi foto, gracias por esas palabras tan elocuentes, pero todo eso llega tarde. Cuando yo te amé, no tuviste reparos en engañarme con mi mejor amiga. ¡Ahh! pero claro, lo olvidaba, “fue que ella te provocó y tú estabas más bebido de la cuenta y las cosas pasaron”. Cuando yo te amé, no hubo palabras elocuentes, hubo muchos sinsabores por ese deseo tuyo de tratar de controlar mi independencia de criterio. Cuando yo te amé, no estabas seguro de tus sentimientos. Titubeabas. Cuando yo te amé, tus expresiones de cariño estaban condicionadas por tu humor que, más de una vez no fue el mejor. Cuando yo te amé, fuiste matando de a poco mi sentimiento de amor por ti.

Hoy sólo eres un mal recuerdo. Hoy hay un hombre a mi lado que sabe lo que es verdaderamente AMAR.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información