CEMENTO BLANCO

escrita por Hannover dedicada a Ella

sábado 12 febrero 2011    4.00 corazones

Angustia, ilusión, pena. Felicidad extrema. En diez mil años nadie ha descrito un sentimiento que no puedas provocar: hacia los dos extremos, péndulo eterno e incansable.

Es probable que, no se dónde ni cómo, exista alguien que te pueda querer mejor. Que se muestre a la altura y te ofrezca lo que mereces. Pero sólo es tan probable como seguro que nadie te querrá más que yo.

Todos los defectos me acompañan, lastre inaguantable para ambos. Cada uno de ellos olfatea tu huella, sigue el rastro de sus compañeras, tus virtudes. Así se corrigen, me corrigen. Y así conviertes mil noches en un solo instante: inmortal. Instante que nunca se repite pero que siempre reaparece, disfrazado, cada vez que dan las doce. Nunca acaba un día, empieza el anterior. Y hasta logro imaginar que no pasan para plantarle cara a la muerte, sinónimo perfecto de perderte.

Egoísmo puro. Así reconozco mi acto, este, el de escribirte. No lo hago para ti, sólo por mí y para sobrevivir: los pensamientos arañan mi mente cincuenta veces por segundo, pero tu imagen siempre corre más. Mis actos se encaminan hacia el cemento blanco, pero tus pasos se adelantan.

Pensamientos, actos, vida. Todo en mí eres tú.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información