Amor universal

escrita por Pinito dedicada a los enamorados

miércoles 1 febrero 2017    2.62 corazones

Mi vida, mi amor, hoy hacemos 10 años, ¡10 años!. ¿Te acuerdas de aquel día? Hacía un día radiante, un día de primavera, con ese típico olor a campo fresco, pues ¿te acuerdas? había estado lloviendo el día anterior. Yo estaba entusiasmada, me había puesto mi vestido preferido y unos toques de esencia de azahar. Me acuerdo levantarme por la mañana de la cama con una alegría contenida, como siempre tenía miedo, miedo a lo nuevo, miedo a fracasar, miedo al futuro, pero como todo en la vida había que apostar, había que arriesgarse, había que afrontar lo desconocido. Yo estaba decidida y, más en tiempos oscuros y grises como los que estábamos atravesando. Necesitaba ver colores en éste triste mundo y, yo sabía que tú me los ibas a dar, eso y mucho más, aire puro con el que respirar y seguir tirando en este mundo sucio y gris, una compañía con la que contemplar el horizonte en las tardes de verano, un apoyo y cobijo cuando esté cansada, tú ibas a ser todo para mí, lo sabía. Y ahora que ha pasado este tiempo te quiero escribir ésta carta para agradecerte todo lo que has luchado por sobrevivir y crecer a mi lado. Ahora cuando tengo miedo me acerco a ti, tú me das una sensación de protección que nadie ha conseguido darme nunca. Te debo todo y te doy gracias por existir. Sé que si no pasa nada raro tú continuarás muchos años más aquí cuando mi vida se haya acabado, espero que para entonces todo haya mejorado, las cosas sean diferentes y éste mundo a veces terrible y cruel haya cambiado para que lo disfrutes tú y las generaciones venideras. De momento seguimos remando en un mundo que parece que va en sentido contrario, pero ya sabes, a veces los soñadores ganamos, aunque sea en sueños, ¿sabes? A veces me gustaría saber si tu sueñas, me imagino que sí, ¿porqué no vas a soñar? En fin. Que supongo que ya lo sabes, que ¡te amo! y que aquél día hace 10 años cuando yo también tenía 10 años hice la cosa más maravillosa de mi vida, plantarte en mi jardín y, verte crecer y crecer juntos. Me gustaba mucho cuando nevaba y se te cubría tus acículas de nieve, tenemos muchas fotos, te acuerdas de un super muñeco de nieve que hicimos una vez, era casi tan alto como tú.  Y ahora… ahora me tengo que ir, bueno me voy con mi novio, nos vamos a vivir a la ciudad, allí hay más trabajo que aquí, siento mucho dejarte aquí solito, pero ¡eh! no te preocupes, estarán mis padres que te cuidaran igual de bien que yo, y no te librarás de mí, porque te pienso venir a ver cada vez que pueda, a abrazarte y contarte mis cosas como siempre he hecho.

Te adoro, gracias por todo.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información