Amada mía

escrita por Amista dedicada a Mi esposa

martes 10 febrero 2015    1.83 corazones

Amada mía:

 

Quiero confesarte amor mío, que, el sabor del embeleso de haberte conocido, me ha acompañado durante todos estos años. Tanto y más que la primera vez, mis ojos te buscan cual niño en primer día de escuela, a su madre que lo deja. Es que hoy, a diferencia de la primera vez que posé mi mirada en ti, no es la pasión, la fantasía, la ilusión, la pasión y la intriga por descubrirte de esos años mozos. El tiempo ha desvanecido aquellas capas del amor, y ha descubierto la fibra consistente de este sentimiento universal y humano que es el eje del mundo, y que mantiene también tu presencia junto a la mía, y a mí, como un convencido reo del amor que me brindas.

 

Cada día que Dios nos permite ver la luz, reverente agradezco a Dios, por haberme elegido como tu compañero fiel, y es que, pese a que pudo ser otro diferente, el  fantasma de haberte podido perder sin conocerte, me pone un vacío y una soledad que intimida. Prefiero hablar del dulce aroma matinal que dejas en el aire cada mañana que te veo despertar a mi lado, con tus cabellos aún desarreglados, embellecen tu rostro a contraluz, porque me enamoré de tu perfil, precisamente un día de sombras, cuando caía el sol, y fue tu silueta aquel día, el que me flechó sin remedio. Sabes, era yo media alma sin pecar, vagando por el mundo, si, sin pecar, porque creo que al osar quitarle a Dios uno de sus bellos ángeles, siento como que fui bendecido con la dulce penitencia de estar a tu lado hasta que el creador me llame, porque le pido ser yo quien tenga que despedirte, para que no tengas que pasar por la pena de verme partir. Antes prefiero ser el que cargue con ese dolor, aunque el mundo se me vuelva gris, lluvioso, sombrío con horas interminables y tristes.

 

Yo en ti, encontré en encanto sublime del silencio de un valle andino, con el silbido del viento como compañero; tú, mi amada, fuiste un remanso de agua cristalina, que aquietó el brío de mi aventurera juventud, un oasis en el que quise quedarme por la eternidad; un largomtraje en que no quería ser solo espectador, sino aquel protagonista que ensayaba a cada instante, los besos, caricias, y todas esas románticas escenas que el tiempo no me ha podido arrebatar, sino que permanecen vivientes en mi memoria, como el mismo día en que las viví; Desde aquellos momentos, me convertí en un auto reo de tus encantos, de tu manera de ser, de tus virtudes y ex abruptos cuando yo no cumplo;

 

Contigo he pasado gratos años, de una solitaria e incierta juventud, camino a una vía sin horizonte, a una de promesas, sueños, de un frenético mundo compartido, ese mundo ideal que toda persona sueña, en el que se encuentra caminando de la mano del ser amado, que es mi caso, le diste sentido a mi futuro vago, que aunque marcaba una ruta, estaba incompleto, porque solo tú podías llenar ese espacio, esa media vida a que a todos nos falta. El vaivén de tus cabellos, el hermoso perfil de tu rostro, cuando se posó frente a mí, desencajó todas mis expectativas de soltero, y llenaste mi entorno con una luz intensa, que luego descubriría que se llama amor.

 

Tú has sido mi maestra, mi compañera, mi apoyo, consejera, la fuente y destinataria de mis pensamientos de amor, mi fortaleza y eres mi flaqueza, a quien no puedo negarme, aun cuando la ira y la tristeza me quieren alejar. Contigo he construido mi castillo, mi fortaleza, he acopiado la fuerza más grande que tiene un ser humano, un hogar, la familia, una hermosa que contigo he formado y que es el tesoro más grande que tengo desde que estoy a tu lado. Pese a que, ha pasado ya dos décadas juntos, y de que nada a sido fácil, solo tengo palabras de gratitud para con el creador, por tan divina oportunidad de gozar de tu grata compañía, y a ti, por todo el mérito de saber entenderme, aceptarme y amarme con todos los enojos, desaciertos de carácter que he tenido y que has sabido sortear como nadie, con la entereza de una sabia, y sin perder el mismo horizonte que juntos emprendimos alguna vez.

 

Quiero con la presente, que llegue a tus encantadores ojitos, mi homenaje de agradecimiento por casi media vida de encanto, de luz, de aleccionadores conflictos que nos han engrandecido como seres humanos, y por qué no decirlo, de buenos padres, de solidarios hijos, y activos gestores de nuestras familias, al ser parte de una gran unidad para nuestros dos apellidos.

 

Sabes, luego de estos años, ya sin el frágil celofán de la inmadura juventud, que solo ve por las sensaciones que perciben los poros y los ojos, siento que el amor verdadero, como el vino, que el tiempo lo vuelve más exquisito, el amor trasciende lo efímero, lo impetuoso, lo superficial, lo presencial, porque, un lazo que une a dos, y que se ha solidificado con la esencia de la constancia, el amor, la tolerancia, comprensión, el respeto y la comunicación, no puede ser sino una amalgama indisoluble del amor creado por Dios, una muestra de que algunas personas que le apostamos por la familia, los valores, la fidelidad, los sueños, en definitiva el amor, no podíamos cosechar otra cosa que la felicidad, basada en luchas y sacrificios, en desvelos y alegrías, que es la felicidad sin tribulaciones y altibajos, pero si al final, ha triunfado el amor, eso es lo que conseguimos al juntar nuestras vidas.

 

Amor mío, recibe mi confesión madura, desde lo más profundo de mi corazón, con un voto renovado de emocionada fidelidad, y el compromiso de querer acompañarte por la eternidad, en una sola dirección, en un solo sentimiento, nuestro amor. Gracias por tu resistencia, por tu constancia, por entender que somos humanos y que pese a los errores, rectificamos a tiempo para navegar en las cálidas y a veces agitadas aguas de una vida juntos.

 

Con todo mi amor, y para toda la eternidad, tuyo siempre….


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información