alondra inolvidable

escrita por albotec dedicada a eva rey

jueves 5 febrero 2015    0.00 corazones

Alondra inolvidable:

mi corazòn caricontecido, se quedo desde ese dia aciàgo, esperandote en la sala de los abandonados, cercado por tus recuerdos tu venias al hospital del consuelo, con una muela adolorida, buscando al odontologo,  lo encotraste, mientras mi corazòn arritmico, saltibamqui de un lado para para otro, se debatia en sus afanes, en sus celos de mundos derrotistas, de entregas confimadas de tu corazon a el. Viendo mi reloj de nunca salir del cuarto blanco del galeno de las sonrisas repuestas d emi enamorada, me dispuse a fumar, fui pillado por la vigilancia, me expulsò del recinto, por contaminador de corazones pàlpitantes en espera de su turno. sali hacia el parquecito de san Antonio, que quedaba al frente del centro de salud, viendo correr los carros, el desdichado tiempo de las nubes despejadas y tus abandonos en brazos de un odontologo, que en tu primera cita, te enamoraste perdidamente. con razon que la salida, tus evasivas al querer mezclarte con las multitudes de algarabias de medicos, pacientes y demas, que salian como estudiantes de colegio, libres de deberes, rumbo a casa o al relajo del juego de las maquinitas. tu te escabulliste de mi, prendida de la mano de tu tratante, yo no pude hacer nada, por detenerte, me quede anonadado por el impacto, mi corazòn se detuvo, sin saber si necesitaria de ser tratado en la sala de urgencias. volvie en si, saboreando la infidelidad de la menta, que tranquilamente te alejaban de mi. Mientras mi ser perdia la tranquilidad de un ir de un aqui para alla en el tràfico rutinario de un hospital viviente, tu tranquilizada en el dia a dia, el te anestesiaba el alma, hasta la septima y utima cita, te descubri con el, en mutuos besos, abrazos y pasion en la sala de el escrutar de corazones, yo me desvanecì. fui llevado al salon de urgencias, mi corazon quedaba congelado en los recuerdos truncados, por el encuentro desafortunado con ustedes, infieles. un enamorado exiliado de tus desdenes, de tus desamores. llorando amargamente, que de a las afueras de este, recibiendo misericordes linfas de las nubes, corri lejos de ti. sin poder borrarte de mi, veia por televisiòn algo relacionado a tu nuevo amor, de la salud, apagaba o cambiaba de canal. aborrecia todo aquello. mi obsesion y mi profunda tristez casi me llega a el lago profundo del suicidio, mi familia me alejo de todo eso, confinandome en un sanatorio de descansados, de aliviados, de confidencias disparadas en grupos de lunàticos cerrados en si mismos. alla me quede, aliviado de ti, con càlmantes, poco a poco me fui alejando de tu mundo nada cuerdo, me consegui una mujer de esos mundos de fantasia, que me volvio a la cordura de la vida, prendidos de la mano en el jardicito de fuentes alegres, solo te veo pasar en la forma de una nube te veo, desapareces, gracias al  càlido sol de una tarde, soy feliz con mi nuevo amor, Amelia, nos quedamos extasiados en ese paisaje, hasta que nos lleva dentro del paraiso, el cual llamamos, sin querer salir, pero pronto lo haremos, lejos de ti y tu desamor. Buscare con mi amada nuevos horizontes tèrnura y ensoñaciòn


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información