A tu lado desde donde sea

escrita por Errante dedicada a Mi amor eterno

martes 10 febrero 2015    2.41 corazones

Amada mía, ahora que me he ido leerás esta carta, escrita tal vez hace mucho tiempo o tan solo hace un suspiro, quién sabe cuando la sombra del fin llegará. Sólo espero que estas líneas acaben en tus manos, no para apenarte si no para liberarme, algo tan sencillo como saber que eres tú quien la lee significará que yo he hecho el viaje antes. No te apenes amor, un alivio para mí, tú eres fuerte, mucho más que yo, aunque pequé de rudo en ocasiones, siempre orgulloso y con vergüenza de mostrar debilidades, hay algo con lo que no podría, que sería que me apartaran de tu lado. Sería un animal antaño siempre fiero, que en su herida de muerte busca un escondrijo donde esconderse acobardado, a lamerse sus heridas, mientras con agonía espera su fin. Por eso si existe un Dios piadoso, tú leerás esta carta, porque existen cosas peores que la muerte amor mío y eso sería, vivir sin tu presencia.

No quiero ser egoísta y dejarte sola, no sé que fuerzas hay tras la muerte, pero harta poderosas han de ser para que me impidan acompañarte y protegerte, agujereare el cielo o escalaré el infierno, nada me apartará de ti, no existirá parca capaz de sujetarme para que no esté a tu lado. Estoy seguro que no hay nada más poderoso que el amor y con éste lo conseguiré.

No apareceré como un espectro fantasmal que pueda incomodarte ni me entrometeré en tu vida, sólo querré cuidarte y ver como envejeces con una sonrisa, como duermes plácidamente y esperarte cuando llegue tu hora para abrazarte. Pero eso será dentro de mucho, si algo tiene la muerte es tiempo, una eternidad, así que, mi amada, no llores por mí porque yo no lo haré, tan solo recuérdame con una sonrisa, vive feliz, más feliz de los que has estado jamás, pues vivirás por los dos, ríe más alto, con más ganas que nunca, porque reirás por nosotros dos. Pero no llores o te apenes porque también sería para los dos.

Cuando me eches de menos, cuando te acuerdes de mí, no borres la sonrisa de tus labios, tan sólo lanza un beso al aire que yo estaré allí para recogerlo.


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información