A LA COMISARÍA DE POLICÍA

escrita por LUNA dedicada a A UN AMOR PLATÓNICO

domingo 29 enero 2012    3.42 corazones

Dª Humilde Enamorada, mayor de edad, domiciliada en C/ de los Sueños, nº10 5ºC de esta ciudad, por medio de la presente DENUNCIO los siguientes hechos:

-Que el pasado día 1 de enero del año en curso, a las 14:00 horas, encontrándome en perfecto estado en mi domicilio, recibí la visita de mi vecino D. Pablo, con domicilio en el 4ºA de mi mismo edificio, del cual no tenía conocimiento que viviera allí, más sus ojos color cielo me dejaron prendada de por vida, incapaz de olvidarle ya. Dicha visita era la consecuencia de una petición de azúcar para la elaboración de un arroz con leche.

-Esa misma tarde, sobre las 15:00 horas, al terminar de comer, aunque apenas probé bocado, empecé a sentir síntomas tales como taquicardias, mareos, sudores fríos, debilidad...Trasladándome rápidamente al servicio de urgencias más cercano, fueron incapaces de darme diagnóstico alguno, por lo cual deduje se había producido un enamoramiento irreversible.

-Que no me consta la existencia de testigos presenciales sobre los hechos, si bien quiero hacer constar, que el rellano de mi portal, desde el momento de la visita quedó impregnado de un aroma tal, su aroma, imposible de quitar ni borrar de la memoria. Y que el roce ocasional de su mano con mi mano, produjo en mi organismo efectos tales a un tsumani.

Asimismo, intereso que a la mayor brevedad se practique inspección ocular del lugar, del individuo y del caso, en comprobación del hecho delictivo de amor, constatando los daños descritos y por si pudieran obtenerse más pruebas del delito que denuncio.

Además, habiendo hecho inventario en los bienes que habitan mi alma, reclamo sea devuelto mi corazón que fue robado en la visita descrita anteriormente, por dicha persona, o por el contrario, si desea conservarse de por vida, ruego me sea comunicado de forma urgente y pertinente.

También le reclamo indemnización por el gasto excesivo de oxigeno que utilizo en cada suspiro que me provoca su recuerdo y su anhelo desde el citado día de los hechos.

Que me devuelva con la dulzura de su voz, el azúcar prestado, con los correspondientes intereses por el tiempo que me ha privado de el.

Y advertir, que si opta por quedarse ese pedazo de mi alma robada, le condenaré de por vida a cocinarme ese rico arroz con leche que sé que hace, encargándome yo misma de la compra de azúcar para que no tenga que abordar a vecinas indefensas y solitarias como un bandido de sueños.

Los hechos presentados los pongo en conocimiento de la Comisaría de Policía, mediante el presente escrito, por si fueran constitutivos de delito grave de amor, y a fin de que se proceda a la comprobación y averiguación de los mismos, instando la práctica de las diligencias arriba expresadas.

Asimismo, solicito que sea entregado al ladrón de mi alma, resguardo acreditativo de la presentación de esta denuncia.

En Madrid 3 de Enero de 2012 


En esta web utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios, lo que nos permite mejorar la información y la publicidad que te mostramos y adaptarla a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Más información